Las redes sociales y la historia de nunca acabar por el uso de los datos personales

All we need is likes

Esta semana hemos visto cómo la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha exigido a Facebook, Twitter, Whatsapp, Youtube y a otras 3 grandes empresas tecnológicas que aclaren qué hacen con los datos de sus usuarios

No ha sido la única noticia relacionada con el tratamiento que hacen de la información personal las redes sociales: Australia acaba de demandar a Facebook por almacenar y usar de forma “engañosa” los datos personales, las mismas razones por las que demandó a Google este mismo año.

Además, Twitter acaba de ser multada con casi medio millón de euros por la Comisión de Protección de Datos de Irlanda por no comunicar al regulador en el plazo establecido un fallo en la seguridad de los datos de sus usuarios.

Multas y más multas

A los que nos dedicamos a ayudar a las personas a recuperar el control de sus datos personales no nos sorprende. Hay un sinfín de noticias publicadas este año por investigaciones y multas a estos gigantes que dan escalofríos: demandas por recopilar masivamente datos personales de niños, multas por brechas de seguridad que dejan expuestos a millones de usuarios de estos canales sociales, sanciones por el tratamiento que se hace de los datos, por recopilarlos gracias a los “me gusta”…

Todo tiene una explicación muy sencilla: los datos, nuestros datos, valen dinero, mucho dinero. Sirven para que las empresas puedan personalizar los anuncios que te ofrecen, también con las cookies, pero tienen un peligro enorme porque también, y no solo los hackers, pueden conocer todo sobre ti: sexo, edad, zona geográfica, gustos, creencias, ideología, teléfono, cuenta bancaria…y tu imagen.

En 2018 entraron en vigor el Reglamento General de Protección de Datos europeo y la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD), que entre otros aspectos obligaba a las redes sociales a actualizar todas sus políticas de privacidad y adecuarlas a esta nueva normativa.

Hay mucho dinero en juego

Las protección de los usuarios digitales ha mejorado, de eso no hay duda, pero la cuantía de las multas son insignificantes para la cantidad de dinero que ganan anualmente. Solo Facebook gana por cada usuario 7,89 euros. Si lo multiplicamos por los 2.700 millones de perfiles registrados que tiene…

Para darnos cuenta de la magnitud, en el primer semestre ganó más de 10.000 millones de euros. ¿Alguien cree que van a dejar de hacer lo que hacen con tus datos?

Reclamar tus derechos es gratis

Tus datos los manejan cada vez más empresas, por eso no debe extrañarte que recibas llamadas con ofertas de productos que no has solicitado, ni que te envíen correos de compañías que desconoces. Pero recuperar el control de tus datos, evitar que te molesten y que no invadan tu privacidad depende solo de ti. 

Con Reclamadatos podrás reclamar todos los derechos que la ley te reconoce de forma gratuita. Las empresas están obligadas a responder en un plazo relativamente corto y podrás recuperar el control de tus datos personales.